Control de gastos

…project…

 

 

A la hora de comenzar un “Proyecto de Vida” una de la cosas que se platean es cuanto no va a costar, para ello recurrimos al presupuesto, pero una vez que lo tengamos, la carrera no acaba más que comenzar, ya que si algunos de los elementos que intervienen se desvían puede disparar los gastos del mismo.

 

Para eso gozamos de una herramienta llamada control de gastos. El control de gastos de nuestra reforma variará en función de tres factores o aspectos determinantes para su ejecución:

 

El tipo de actividad.

El estado del local.

El equipo de profesionales que ejecute la obra.

 

Para ajustar el coste final a las estimaciones iniciales conviene seguir indicaciones, que a continuación enumeraremos y para ello estableceremos símiles con el mundo del arte y en concreto con el cine.

 

• Escenografía y actores. Visita previa al local por el técnico pertinente.
Valorara tanto el estado como la idoneidad de la actividad a desarrollar. Emitiendo una resolución lo mas ecuánime posible

 

El mejor guión. Redacción del proyecto.Para obtener un presupuesto detallado y con un reducido margen de desviación, es necesario contar con un proyecto bien preparado, este será la documentación guía de todos los futuros trabajos. Es fundamental que el proyecto este muy bien definido y prevea cualquier imprevisto ya que supondrá un importante ahorro en el computo global del desarrollo del mismo.

 

El productor (siempre se le encasilla con el tema monetarios, puntualizamos que también realizas otras actividades). El presupuesto.Estimación de costes, aunque sujeto a modificaciones, permitan detectar las posibles desviaciones y reducir los gastos imprevistos lo máximo posible.

 

La interpretación. Mantener una comunicación fluida entre las distintas partes que interviene.

 

Cualquier proyecto de interiorismo es muy personal, y existen herramientas para controlar el gasto, el interiorismo es para cualquier bolsillo, ya que se adecuara a los presupuestos establecido y capacidades del cliente, lo que si sale es caro es un mal proyecto de interiorismo, pero esto es otra historia que merece ser contada.

 

A veces solamente vemos la imagen del interiorista como alguien que ubica mobiliario, materiales con sus texturas, obviando su parte técnica sin la cual no es posible lo narrado en este párrafo. El programa de necesidades y el presupuesto son clave en cualquier proyecto.

 

 

Víctor P. López Bautista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: