Ropa

Vestidores

 

¿Qué me pongo hoy?, eterna pregunta que nos podemos hacer cualquier mujer u hombre, amigo o amiga, soltero o soltera, esposa o esposo, en definitiva cualquiera de nosotros. Para nosotros es difícil responder a esta pregunta ya que cada uno tiene sus gusto, pero lo que sí podemos hacer es ponértelo más fácil hablando de un elemento muy interesante a la hora de mostrarte el repertorio de prendas y zapatos que posees. El vestidor.

 

A continuación encontrarás una serie de claves para ordenar de manera rápida y sencilla tu vestidor, incluso podrás plantearte la intervención en tu hogar para crear uno totalmente nuevo y personalizado, esperamos poder ayudarte y que esta información sea de gran valor para ti. No pretendemos extendernos demasiado.

 

A la hora de elegir nuestro vestidor, se pueden tener en cuenta diversa o variadas normas. Pero nosotros queremos hacerlo más sencillo, os daremos 4 “tips” o claves que nos parecen indispensable a la hora de su diseño y uso, vayamos con ello:

 

Espacio y ropa: antes de nada debemos evaluar la ropa de la que disponemos ,cual es su utilidad, tener en cuenta si hay más ropa doblada que colgada, ya que esa forma de distribuir la prendas no solo repercutirá en el precio final de nuestro vestidor sino en la distribución del mismo.

 

Vestidores: hay varios tipos de vestidor, sin entrar mucho en detalle, por ejemplo, lo podemos tener en la misma estancia del dormitorio (en este caso hay que tener en cuenta que necesitamos un mínimo 4-5 m2 para él), en una zona de paso a otro espacio de la vivienda, como por ejemplo del dormitorio al baño o por último una habitación con dedicación exclusiva a vestidor. El tipo va afectar en la primera clave que os dábamos, el espacio.

 

Con o sin puertas: si carece de ellas bajará el precio del mismo y también la intimidad de nuestras prendas, evidentemente habría que valorar cada situación concreta para decidir su eliminación, si está en una zona de paso o en una zona privada etc.

 

Iluminación: se busca el volumen luminoso más parecido a la luz natural, de manera que nos de una representación lo más fidedigna de el color real de nuestras prendas. Aquí no se debe escatimar, y ese volumen luminosos general debe ir apoyado por luz auxiliar en forma de tira de Led, apliques o aquella luminaria necesaria en su interior para conseguir ese efecto natural del cromatismo de las prendas y que más se adecue al diseño final.

 

Víctor P. López Bautista

 

Enlace/es de interés:

Revista ELMUEBLE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: