De los sentidos (I)

 

…emociones, espacios y mezcla…

 

Abandonamos un poco el mundo del marketing, la imagen o la publicidad adentrándonos un poco más en el mundo del color.

 

El color es algo tan ligado al ser humano, tanta y tan grandes emociones en cada momento de nuestro periplo vital, por lo que es común encontarlo en el paso por  zaguanes de viviendas, locales de restauración o zonas de ocio etc. En ellos policromía y luz se manifiesta de manera maleable para modificar la percepción de nuestros sentidos, con fines diversos,  entre otros, atraernos para vendernos la marca de un determinado producto o transmitir sensaciones en una vivienda inclusive un local comercial.

 

Colores suaves, tanto fríos como calientes (malvas, rosas, verdes, amarillos claritos), generan ambientes estimulantes, ante el estrés cotidiano, que mezclados con el juego volumétrico de paredes y columnas harán que nuestros espacios marquen la diferencia.

 

Si además le añadimos un contraste cromático con lo objetos de ese entorno combinado con diversas tonalidades delimitadas por blanco, nos dará como resultado espacios sublimes para el relax y la meditación.

 

Los colores fuertes también pueden ser utilizados para estimular nuestros sentidos, la elegancia de un paramento en tono rojo ,en un amplio abanico de materiales, activan nuestro tacto, o la fusión de una tonalidad cacao(marrón oscuro) sobre una de las paredes con una tonalidad menta activan nuestro apetito.

 

El estudio de los colores y el método de aplicación de los mismos, puede alterar nuestra percepción de los espacios. Para modificar la morfología de un entorno rectangular, acortándolo, la tonalidades seleccionadas para lo muros opuestos mas cortos serán oscuras, por el contrario es superficies cuadradas serán los muros laterales opuestos los que alargaran nuestro entorno.

 

Algo similar ocurrirá cuando pretendemos elevar o bajar los techos de nuestro espacio mediante colores claro o oscuros con respecto a lo paramentos laterales, con los primeros elevaremos la altura, con los segundos bajaremos la altura, también podremos elevar paredes con la combinación de dos tonalidades, una a media altura de un color oscuro y el resto de un color mas claro.

 

El uso de colores claros disminuirá la importancia, que tiene lo objetos en nuestra estancia, generalizado y globalizando la misma.  Por el contrario el uso de colores oscuros aumentara, la importancia, de unos objetos sobre otros en función de contraste deseado, dando lugar a una zonificación.

 

Por ultimo según la mezcla de colores obtendremos diversos resultados. Para una mezcla monocromática (tres tonalidades del mismo color), obtendremos un resultado seguro, sobrio y simplePara mezcla de colores análogos (dos o tres tonalidades similares, Ej. rojo, naranja y amarillo) el resultado es un clima alegre y descentrado. La mezcla de colores complementarios (colores opuestos, Ej. rojo y verde) da una sensación de movimiento principalmente en espacios pequeños.

 

 

Víctor P. López Bautista

 

Enlace/es de interés:

Espacio de color. Trasfondo perceptual

Textura y color

Teoría del color

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: