Iluminación artificial (I)

 

…no.9estudio…

 

 

Ha no.9 estudio le gusta dar pequeñas pinceladas, grano a grano de arena, centímetro a centímetro, para construir algo de gran envergadura y duradero. De este modo os iremos poniendo pequeños bosquejos sobre la iluminación artificial, fundamentos y metodología.

 

 

Es lógico pensar que el fin primordial de una iluminación es conseguir que los objetos sean reconocibles y fácilmente visible, buscando un alumbrado que reduzca al mínimo el grado de fatiga para el ojo humano respondiendo, este último, a los siguientes requisitos:

 

Una iluminación correcta y fundamentalmente de un valor constante sobre los elemento, horizontales, verticales y oblicuos.
El color de la luz debe ser adecuado al fin al que se destina evitando el deslumbramiento tanto directo como reflejado.
Estudio de la iluminación para cada lugar para integrar las lámparas con la decoración y el entorno a desarrollar
Una instalación ha de ser sencilla, segura y fácil de conservar de forma que el coste de la instalación y su funcionamiento este relacionados con el resultado conseguido.

 

…métodos…

La forma de colocar los focos luminosos nos permitirá distinguir los siguientes grupos:

 

General

Localizada por grupos.

Localización general y mixta.

 

 

En una iluminación general la lámpara estará ubicada en el techo o en zonas de este, distribuidas uniformemente y a una distancia determinada para producir una iluminación uniforme. Es conveniente su estudio en talleres y oficinas.

 

 

El alumbrado localizado consiste en colocar lámparas, generalmente a escasa altura, sobre cada centro o puesto de trabajo. Son muy usadas en salones y escaparates. Se emplean cuando deseamos iluminar áreas en concreto en la que la iluminación global se muestra insuficiente, por ejemplo mostradores, barra de bares etc.…

 

 

Por alumbrado mixto se entiende aquel que teniendo una iluminación general que exige en algunos puntos otra localizada reforzando así el efecto de la primera. Su uso es muy común en tiendas o bancos.

 

 

Para cualquier tipo de iluminación que se emplee, pero sobre todo del tipo general, hay que tener en cuenta que cuanta más luz incida sobre paredes y techos, menor será la cantidad que llegará al centro de trabajo, y cuanto más claros sean lo colores mayor será el coeficiente de reflexión.

 

 

Finalizamos, esperamos no haber sido muy técnicos en cuanto al lenguaje e intentar transmitir un poco el a veces complejo mundo de la iluminación artificial, muy importante cuando queremos desarrollar un espacio que carece de luz natural, o simplemente destacamos ciertas zonas, objetos…continuaremos en un próximo artículo.

 

 

 

Víctor P. López Bautista

 

Enlace/es de interés:

Mirada histórica a la iluminación artificial.

Nuestro compromiso con el medios ambiente. Contaminación lumínica

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: