La promesa

…medir, diseñar, valorar…

 

Arriba tenéis, entre puntos, las tres claves de cualquier proyecto, en ese orden, ni más ni menos, si os dicen otra cosa creednos, le faltan a la verdad. Pueden existir elementos que le den valor añadido al resultado final como hace nuestro equipo a la hora de acometer cualquier proyecto, pero la columna vertebral es esa.

 

En esta entrada y en las siguientes vamos a intentar acometer el estudio de la parte técnica de un proyecto. A partir de ahora la memoria, pliego de condiciones, presupuesto y planos serán nuestros aliados, no sin arriesgarnos, que pueda encantar a unos o aburrir a otros. Confiamos en nuestra pericia, al igual que en nuestros proyectos y no.9 estudio hará que os guste.

 

El porqué de hablaros de todo esto, sabemos que podríamos hablar de muchas otras cosas, que lo haremos, pero el hecho de tener una promesa, más que eso aún, un auténtico compromiso con nuestra profesión, con el trabajo concienzudo artística y técnicamente que hay detrás de cualquier proyecto hace que os contemos lo que leeréis a continuación.

 

“Sabías que el buen gusto lo puede tener cualquiera, pero el verdadero interiorismo solo está al alcance de pocos, y para intentar estar entre esos pocos hay que conocer, entre otras cosas, lo que te vamos a relatar junto a  sus herramientas”.

 

…memoria…

 

Es bastante complejo resumir o abreviar lo máximo posible el contenido de una memoria, debido a veces por la complejidad y personalización de un proyecto, aun así, vamos a decir que la finalidad de la Memoria, con mayúscula, es describir o relatar con el máximo detalle los materiales que se han de emplear.

 

No debemos olvidar que en cualquier proyecto de interiorismo vamos a encontrar dicha memoria con las calidades de los materiales valorados. La memoria de calidades es intrínseco a la memoria, no es algo que vaya aparte, es decir si hay memoria hay memoria de calidades, que no os la vendan de otra manera.

 

Su uso en obra la podemos dividir en seis partes:

  • Consideraciones generales del proyecto.
  • Descripción del conjunto de la  edificación a tratar.
  • Estudio de los elementos de la construcción o edificación.
  • Estudio de las instalaciones especiales y condiciones típicas del edificio.
  • Sistema constructivo
  • Sistema de decoración interior y exterior de la edificación.

 

De manera general distinguimos entre dos tipos de memorias, sin entrar en los tipos de proyectos, se haría demasiado extenso:

 

Memoria Básica

Aportará los siguientes apartados o capítulos.

  • Naturaleza de la obra. (Cual es su ubicación entre otros).
  • Promotor.
  • Descripción del solar.
  • Programa de necesidades.

 

Memoria Descriptiva.

Sin entrar en detalles, de manera muy general, diremos que en ella se describirá cada uno de las actividades que intervienen en la consecución de las metas o fines propuestos, es decir tabiquería, cerramientos, pintura, fontanería y saneamientos y un largo etc. Y el relato de topología, forma de aplicación…

 

A modo de conclusión, añadir a lo  que os hemos relatado en esta y os relataremos en próximas entradas, sin necesidades humanas no hay proyecto.

 

 

Víctor P. López Bautista

Enlace\es:

Ejemplo de memoria descriptiva

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: