Soy ciudadano romano

civis romanus sum – Cicerón (106 a. C.-43 a. C)…

 

Muchos dicen, que no hay que mirar al pasado ni para coger impulso, bueno nosotros no pensamos de este modo, entre otras cosas porque es bueno que la nuevas generaciones conozcan el pasado para no cometer los mismo errores. También decir que de las civilizaciones  antiguas hemos recibido muchas de las tecnologías que hoy están presentes y de máxima actualidad, leáse suelo radiante, y son gracias a sus descubrimientos.

 

Hoy en día se habla sostenibilidad (le pasa un poco como a la tolerancia, es fácil hablar de ella, complicada de entender y muy difícil de practicar por tantos intereses creados como hay) estas culturas eran pioneras en ella, aunque en cierto modo obligados por los medios que disponían, pero ¿porqué no rescatar usos que ellos realizaban?

 

Distribución de la vivienda en función de la localización geográfica y estaciones del año, estancias de verano, estancias de invierno…imaginad con este simple gesto el ahorro y eficiencia que se consigue, por ejemplo en aire acondicionado…bueno seguid leyendo para conocer más.

 

En las siguientes líneas vas a encontrar una breve introducción, te hablaremos de las viviendas más comunes romanas, domus, insulae y villae, entrando en materia con las dos primeras para no extender mucho esta entrada, apuntar que la villa era similar a la domus, que podía estar en la ciudad o cerca de ella en cambio la villa estaba totalmente en la naturaleza, incluso dependiendo del propietario podía estar rodeada de campos de cultivo.

 

Hay quién remonta el origen del diseño de interiores al antiguo Egipto, no lejos de la realidad, aunque probablemente sea una disciplina aún más antigua. Lo que si es cierto que tal y como conocemos hoy en día este noble arte, la forma de concebirlo, podríamos remontarnos al imperio romano.

 

la domus

 

La domus romana ya poseía estancias con distintas funcionalidades. A pesar de ser un interiorismo muy rudimentario ya se ve un atisbo de una preocupación de los usos interior al mismo nivel que los exteriores.

 

Se disponían las salas entorno a una principal, en las estaciones del año se buscaba el máximo confort, brisa en verano y recogimiento en invierno, hablamos sobre todo de las casas pertenecientes a gente pudiente.

 

Elementos como la mesa, de distintos tipos, jugaban un papel fundamental, aunque lo que más la atención y ha llegado a nuestra actualidad son sus magníficos mosaicos. La casa señorial de la antigua Roma, ha llegado hasta nuestra actualidad  en un estado de conversación mucho mejor otro tipo de viviendas como son las insulae.

 

La domus romana posee varias tipologías dependiendo de la extensión del terreno o el poder adquisitivo de los propietarios. Aunque generalmente, tomando al gran Vitruvio de guía, podíamos diferenciar dos zonas, una pública que constaría entre otras de estancias tales como jardines, vestíbulo y la privada tales como habitaciones o baños.

 

En definitiva, constaba de las siguientes estancias principales:

 

  • La entrada (escalones y puerta) y el corredor hacía el patio, es decir vestibulum et fauces, dejaban ver parte del interior de la vivienda y podrían incluso contener mosaico con sentencia como “cave canem” (cuidado con el perro) o “have” (bienvenido).

 

  • Patio central o atrium, sobre el que giraba el resto de dependencia de la casa, estaba techado excepto en su centro donde se recogía el agua de lluvia en un estanque o impluvium de cual pasaba a unas cisternas en el suelo donde se recogía, aquí también se recibía a las visitas y su interior estaba protegido de los ojos curiosos por persianas, telas biombos entre otros, también en el se colocaba un altar en oración con los dioses del hogar.

 

  • Sin duda la estancia del la casa mas austera era la cocina o culina, no tenía un lugar fijo de ubicación dentro de la casa, podían disponer de agua caliente con lo cual se colocaba al lado los baños.

 

  • Las habitaciones o cubila, giraban entorno al patio y podían ser tanto de los propietarios como del servicio (esclavos). La finalidad de las misma era mantener el calor con lo cual carecían, a veces de ventanas, eran pequeñas y poco luminosas.

 

...la insulae

 

 

Las ínsulas eran nada más y nada menos que bloques de viviendas muy similares a los apartamentos actuales, parece que los romanos lo inventaron casi todo ¿no?, en las que residían las clases medias y bajas previo pago de un alquiler.

 

Existen varias topologías de estas ínsulas, destacando aquella que en su planta baja se encontraban los locales comerciales, ¿os suena de algo?, el negocio y el ocio no lo inventamos nosotros, una entreplanta en la cual vivían los trabajadores de estos locales y los apartamentos en un nivel superior propiamente dichos.

 

El interior giraba entorno a un patio central muy parecido a los actuales patios de vecinos, los materiales empleados en su fabricación, madera, adobe y unas tejas a modo de cubierta hacía de estas ínsulas edificios totalmente desprovistos de protección en caso de incendio, imaginad que la escaleras eran totalmente de madera.

 

Por un lado la especulación, por desgracia siempre ha existido, ya en esta época se construían este tipo de edificación para obtener el máximo rédito posible, así como los incendios  que acaecieron en Roma hizo que se regularán la altura que podrían alcanzar estas ínsulas, que pasaron de los 20 metros a los 17.5 metros. Os podéis imaginar la altura que tenían.

 

El Cómo la antigua Roma llegó a tener un considerable población, no se puede llegar a explicar sin la existencia de las ínsulas. Por último decir que el mobiliario al igual que la domus era bastante escueto y funcional, una cama con varios usos, una mesa sobre la que giraba una estancia. Decir que toda esta austeridad funcional, era potenciada en este tipo de vivienda debido a su finalidad y la clase de moradores de las mismas.

 

Queremos aprovechar estas últimas líneas para agradecer el apoyo y seguidores que estamos teniendo en las redes sociales, sin duda vosotros sois los que decidís lo grandes que podemos llegar a ser. Muchas gracias. Es difícil resumir algo que es mucho más extenso, podríamos escribir un libro completo, por eso os recomendamos que miréis los enlaces de interés y completéis la información.

 

 

Víctor P. López Bautista

 

Enlaces de interés:

Domus romana

Blog de alumnos de Mitología Clásica. IES Gran Capitán (Córdoba). Las ínsulas.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: