Una de arena y otra de

 

hecho…

nunca me fui…

 …seguramente lo sabías…

aunque…probablemente ¡sí! lo haré…

Cal viva

 

El material sobre el que versan estas palabras, aunque relegado a un segundo plano, incluso a un tercero, es un ejemplo y baluarte de material “ecosaludable”, desde diversos frentes entre ellos el industrial. Obviando lo dicho sin duda nuestra misión en estas líneas no es juzgar lo mejor o lo peor de algo sino mostraros de las pasta de la que estamos hechos…¿comenzamos?

 

Adelante esquema, en los siguientes párrafos encontrarás origen de  la cal,  algunos tipos y muchas más cosas…

 

La cal se obtiene mediante la descomposición de la piedra caliza calentándola a una temperatura superior a 900° centígrados,  así obtenido se denomina cal viva u óxido de calcio, siendo extraido del horno en forma de terrones. Apagando la cal viva, es decir echándole agua al óxido de calcio, se transforma en hidróxido cálcico (cal apagada) cuyo aspecto es pulverulento o pastoso.

 

Según la forma de menguar su actividad llegamos a las siguientes conclusiones:

 

En el primer caso al apagar la cal se le añadió el agua justa para forma el elemento químico descrito más arriba, denominado cal en polvo (hidróxido). En el segundo caso se le añadió agua en exceso y su aspecto hace que la denominemos cal en pasta.

 

Tipos de cales.

Además de carbonato cálcico de la caliza que da origen al óxido de calcio le acompañan otros cuerpos tales como arcilla, hierro, azufre, que le confieren propiedades diferentes al producto final. Desde un punto de vista constructivo las cales se clasifican en dolomíticas, cal grasa y cal hidráulica.

 

  • Dolomíticas

También llamadas cal gris o magra, se trata de una cal aérea, por lo que solo endurece en contacto con el aire, contiene un 6% de magnesio, y no se suele emplear en construcción.

  • Cal grasa

Es una cal aérea que contiene hasta un 5% de magnesio y después de apagarla nos da una pasta fina y untuosa.

  • Cal hidráulica

Es el material conglomerante pulverulento y parcialmente apagado, que además de fraguar en contacto con el aire, lo hace también bajo el agua, se obtiene una cocción parcial en la que se libera óxido de calcio y deja una  que es una cantidad de silicato de calcio proporcionándole unas cualidades o propiedades hidráulicas al producto final.

 

 

Cales aéreas

En construcción se consideran dos:

Cal aérea de primera con un contenido de cal y magnesio de hasta un 90 % y un 5% de anhídrido carbónico, se utiliza en revocos (revestimientos exteriores) para blanquear y para fabricación de morteros.

Cal aérea de segunda categoría que contiene hasta un 60% de cal y magnesio, y hasta un 5% de anhídrido, esta cal al llevar otros componentes va a tener un color oscurecido con lo cual solo le podemos emplear en trabajos toscos, no vistos (¿y porqué?).

 

Cales hidráulicas

Encontramos 3 tipos, según el contenido de anhídrido carbónico, silicio y óxido de aluminio de hierro, de este modo, de un 15-20% son las cales hidráulicas de segunda, y un 10% en las cales de 3ª categoría, en estos casos el fraguado no debe comenzar antes de las 2 horas y no puede terminar después de las 48 horas.

Bueno solo nos queda decirte hasta pronto y felicitarte por haber llegado hasta aquí en tu lectura. Muchas gracias es un auténtico placer tenerte con nosotros.

 

Víctor P. López Bautista

 

Enlace/es de interés:

Óxido de calcio

Todo sobre la cal y su aplicación.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: